News / 02 octubre 2017
NUEVO CATÁLOGO SVELT 2017
Svelt pone en vigor su nuevo catálogo 2017, incorporando novedades que tratan de reflejar el buen hacer, el orden y el saber cómo, pues es una empresa que si algo puede aportar a su campo es su larga experiencia en venta y distribución de escaleras y andamios.

 

La incorporación de nuevas gamas de producto que complementan lo que ya había y apoyan los trabajos en altura con otras funcionalidades como el transporte y elevación de materiales, o  de personas.

Esto ha desembocado en un catálogo de 136 páginas de información, estructurado por gamas de producto, según la usabilidad del mismo.

Con esta estrategia, Svelt trata de llegar a todos sus clientes de una manera fácil, rápida y directa.

Con la ampliación de gama, Svelt se acerca un poco más al cliente industrial: grandes superficies que necesitan de la buena calidad para trabajar, y del cumplimiento de la normativa  competente.

Por otro lado, la subdivisión en gamas de producto, procura que el catálogo 2017 sea una herramienta útil y sencilla de manejar para cualquiera.

Amplía su gama de escaleras profesionales, completando la gama de fibra y añadiendo nuevas escaleras de fibra completa.

Amplía igualmente su gama de escaleras domésticas, completando un abanico de posibilidades.

La cajas ya estaban incluidas, pero se ha determinado un departamento especial para ellas, a fin de darles una mejor visibilidad, puesto que son un elemento que se merece salida

 Es una gama que Svelt siempre ha tenido, pero que ha ampliado en tamaños y capacidades para poder, como ya hemos hablado, llegar a públicos más industriales con necesidades de mayores tamaños.

La clave siempre ha estado en no cambiar lo que funciona y añadir nuevos modelos más sencillos, que nuestro mercado no cubría.

Svelt ya había comercializado alguna plataforma aérea antes de incluir un apartado exclusivo dedicado a ellas. Incorpora una amplia variedad de ellas, de fabricación especial. Plataformas aéreas, un mercado emergente para quien necesite trabajar en altura durante largos periodos, de forma cómoda. Empresas de mantenimiento. Necesidades especiales

 Es una nueva categoría que aglutina muchos productos, que van de lo más sencillo, como las transpaletas, a lo más complejo, como los elevadores eléctricos de materiales o los elevadores con plataformas intercambiables (Berlín); o los vehículos eléctricos, un sector totalmente nuevo y revolucionario que es tendencia en el sector industrial.

 

 

¿Cómo se hizo?

Como ocurre en casi todos los campos de la vida la clave de una buena construcción está en una buena planificación. Saber lo que se quiere y cómo se quiere es el primer paso para llevar a cabo una acción eficaz y directa. Para la construcción de este catálogo, ha sido imprescindible dar los siguientes pasos.

Reunión de información:

Lo primero que se hizo fue un análisis de mercado sobre las necesidades y nuevos horizontes por abrir. Un estudio de la competencia y sus deficiencias, pueden ofrecer un boceto de las necesidades que el mercado no cubre.

Las cartas encima de la mesa:

Reunir la información definitiva de todos los productos que  se piensan incluir y  los que no, para descartar los que repiten características o son más imcompletos que otros que ya se ofrecen y hacer una pequeña criba de lo que realmente sobra, basándose siempre en el análisis y estudio del mercado actual.

Organización ante todo:

Aunque el catálogo siempre ha estado  bien organizado, al añadir nuevas gamas de producto tan diversas es estrictamente necesario organizar toda esa información y diferenciarla de una forma visible y sencilla, casi intuitiva. En este punto es muy importante empatizar con el cliente y descontaminarse un poco de la propia experiencia, para saber cómo hacérselo mucho más fácil si cabe. Los principales objetivos en esta etapa del proceso son que el  cliente sepa encontrar lo que busca y que la información sea clara y concisa.

Ojo al diseño:

El diseño en este caso debe ser una herramienta para transmitir de una forma clara y sencilla la información que le queremos hacer llegar. Para ello es importante priorizar y tener en cuenta que vale más una imagen que mil palabras, y que lo bueno, si es breve, es dos veces bueno.

Puesta en marcha:

Este paso será la ejecución final, cuyo resultado depende directamente de todos los pasos anteriores. Redactar contenidos  siendo claros y elegir las fotografías con más sentido práctico es  el detalle final que hará del catálogo una herramienta de información de calidad.

Es determinante Revisar que toda la información que se emita sea cierta y esté estrictamente verificada para evitar erratas.